Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

¿El tomate es fruta, verdura, hortaliza? Me da  igual, esta rico y me lo como, y de las mil y una maneras posibles, aun no ha llegado la primavera, necesito una sopa diferente… Hmmm, sopa de tomate y mejor si es con algún aire picante, para aguantar mejor los fríos que aun nos quedan por venir.

¿Por que hemos de consumirlos de cualquier manera y en cualquier momento? Los tomates son uno de los alimentos con mayores propiedades antioxidantes que existen. Nos previene de muchas enfermedades, tales como hipertensión, colesterol y algunos tipos de cáncer. Por otro lado también nos ayudan a mantener en a pleno rendimiento las funciones mentales y físicas. Osea, si o si, lo debemos tener en nuestra dieta diaria y a ser posible el mejor que podamos obtener

Ingrediente

  • 750 gr. de tomates pera pelados
  • 1 zanahoria
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 1/4 de taza de hojas de albahaca
  • 500 ml. de caldo de pollo o verduras
  • 2 ó 3 cucharadas soperas de AOVE (Aceite de Oliva Virgen Extra)
  • 1 cuchara de café de azúcar
  • Sal
  • Pimienta negra recién molida
  • 2 ó 3 cayenas (guindillas secas pequeñas) (Opcional)

Primero iremos con la tarea mas laboriosa, pelar los tomates. Para estas preparaciones me encanta usar los tomates del tipo pera y a ser posible ecológicos, ya que para salsas, gazpachos y sopas son los que mejor me funcionan. Una vez los hayamos pelado los cortaremos en daditos de 1 cm de lado aproximadamente

Pelaremos y rallaremos la zanahoria de una manera gruesa. La cebolla, la pelaremos y la picaremos finamente y con los ajos también haremos lo mismo. La albahaca aprovecharemos solo las hojas, las cuales las picaremos muy finamente. La cayena en dos o tres trocitos cada una

 

Vamos a poner una olla al fuego con las dos o tres cucharadas de aceite, cuando este caliente añadiremos la cebolla y el ajo picados, a fuego medio, sofriendolos hasta que estén dorados. Es turno de la zanahoria y de la cayena si lo creemos necesario, despacito, la iremos sofriendo hasta que este tierna, lo cual nos llevara otros cinco minutos aproximadamente.

Toca el momento de añadir nuestro ingrediente principal, el tomate cortado, el cual ayudaremos a mezclarse con el resto de ingredientes de la olla, después de un par de minutos de sofreirlo, añadiremos la albahaca, azúcar, sal y pimienta al gusto, mezclamos ligeramente y añadimos el caldo caliente, en cuanto comience la ebullición, pasaremos a fuego medio bajo, durante 20 minutos. Probaremos antes de terminar y rectificaremos de sal o incluso de azúcar si es necesario.

Nos habremos dejado unas cuantas hojas de albahaca para decorar nuestro plato antes de servirlo. también nos pueden ir bien unos crotons o picatostes, mejor si son caseros y si no somos alérgicos al gluten

Hmmmm, diferente, rica, sabrosa, muy buena para un entrante o cena ligera, incluso para calentarse a media mañana primaveral, de esas que a primera hora del día te mueres de frío y a medio día te asas de calor… Una buena manera de templar el cuerpo. Ya me contareis como os ha ido esta receta, disfrutar del fin de semana

 

Anuncios